El Evangelio según Satanás VII

 

8- Sus años mozos en Nazareth, tras estar en EGIPTO

 

            “Al ser carpintero…”, dice una canción. El Cristo de los Hebreos se volcó a la carpintería, siguiendo los pasos de su padre terrenal. Se volcó a la construcción con maderas de utensilios para el hogar, él, que era hijo del Creador. Porque les recuerdo que la raza de los Constructores eran reacios al Barbudo que funda, desde los tiempos de Babel. Ahora se estaban reconciliando. Pucha, che. Que me estaba quedando solo. Aprendió el oficio de pequeño, aunque de chico era el “mandadero” de la familia. Con la enfermedad en creso de José y la emancipación de sus hermanos quedó a cargo de la familia. Tenía quince años.

  

 Culto y a la vez vulgar, no faltaba a los bailongos de las quinceañeras ni a las charlas con lectura de los jueves por la noche. Yo, para matar el vicio, había abierto un comercio de Ramos Generales en las cercanías de su negocio, para vigilarlo. En los torneos deportivos inter-comerciales recuerdo haber perdido una final contra los “Madereros” por un gol de puño suyo sobre el final. Sí ya lucraban con “la mano de dios” desde esas épocas. Era todo un plato el pequeñín. Querido por todos y admirado por los más. Solíamos cruzarnos los sábados, cuando en el descanso obligado de los judíos él concurría a la Sinagoga local mientras yo tomaba sol en la fuente de la plaza.

– Jesús… – Y él apenas levantaba las cejas en señal de saludo.

 

Así fueron pasando los años tranquilos y mansos. La única anécdota relevante fue cuando su primer traslado a Jerusalén. Se perdió de la vista de sus padres, y de mí mismo. Lo encontramos después, entre reprimendas y consejos para el futuro, en el templo, sermoneando a los doctores de la ley,

– ¿Por qué me buscaban, no sabéis que debo estar en la casa de mi padre?, contestó enérgico – Y tú – dirigiéndose a mí – ¿Qué hacéis entre nosotros? Éste no es tu reino ni tampoco somos tu familia – Dichas esas palabras le dejé unos años. Viajé a Roma. Sus palabras me habían dolido. Después de todo, era mi pequeñín más querido.

 

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://saintterriens.wordpress.com/2008/04/16/el-evangelio-segun-satanas-vii/trackback/

RSS feed for comments on this post.

11 comentariosDeja un comentario

  1. Luzbel,
    ¿Nuevamente nos tomas por estúpidos? Está bien, esto está implícito en tu naturaleza. Lo que haces es básicamente burlarte de los hombres, ofreciendo algo que parece muy bueno y deseable pero que en realidad es algo terrible y peligroso.
    ¿Amabas al muchacho Jesús el que sería luego Cristo? Claro que si. Tanto le amabas que quiciste hacerlo tuyo, y por eso le ofreciste unirte a tu causa en el desierto.
    Creo que el Cristo era mas de lo que esperabas encontrar en un hombre.

  2. jjajajjaja
    que relatos los tuyos hombre.perdón.botella

  3. mmmmm… Interesante tu punto de vista..jejeje
    Saludos

  4. ¿Qué hacéis entre nosotros? Éste no es tu reino ni tampoco somos tu familia – Dichas esas palabras le dejé unos años. Viajé a Roma. Sus palabras me habían dolido. Después de todo, era mi pequeñín más querido.

    Hombre, pero que bueno está el remate, me ha causado una gracia tremenda… por cierto, ya hablaremos de las SIRENAS Porque en realidad no sé de quien las queréis defender… es simplemente el prólogo o quizá el epílogo de un cuento. 😉

    Un beso y gracias por pasarte por mi blog!!!

  5. Esta mujer que comentó anteriormente nos agredió cuando volvimos a visitarla en su blog; Que conste, no somos todos santos en esta comunidad bloggera

  6. saintterriens said 22 hours ago:

    Y seguimos predicando en el mar con las sirenas, tendremos qe declarar la suspension de relaciones, eh!

    Petroff
    Tú said 20 hours ago:

    Petroff: No entiendo tu comentario, no entiendo alguna alusividad a mi post… si en realidad quieres defender a alguien o suspender relaciones, vale, te lo permito, pero, aclaro que sea en otro sitio, porque aquí tus comentarios no tienen ninguna índole de bienvenida ni fundamentos como vos lo creéis.

    Si eso es agresión… primero explíca tus bases para el comentario inentendible.

  7. Ha habido algún tipo de conflicto que ni quisimos empezar porque la verdá que bromeamos con el tema de las sirenas en un post tuyo anterior, y si ves nuestro comments anterior iba por la misma tónica que éste; Al comentar tú en un episodio del Luzbel anterior diste asidero a la broma;
    Reiterar la broma no ha sido una estrategia sabia, y el aquí tus comentarios no tienen ninguna índole de bienvenida ni fundamentos como vos lo creéis, alcanzan para no volver a molestaros;

    Pero es nuestro blog, y sin agredir a nadie, os solicitamos que no vuelvas a visitarlo, como nosotros tampoco al tuyo;

    Gobierno Saintterriense

  8. Que vampiresa se vaya!!! Juira,amarga.

  9. […] 9- Una voz en el desierto, (continúa del post anterior ) […]

  10. Busquen, crean y reflexionen. No teman y sean valientes.
    Ese es el mandato de Jesus. “no es digno de mi, el que
    no sabe dar la vida por sus hermanos” “Busquen la verdad
    y la verdad los hara libres” “Porque diste de beber a los sedientos, de comer a los hambrientos, visitaste a los presos y viste por las viudas, YO TE BENDIGO,
    porque hiciste lo contrario TE MALDIGO” “No se puede
    servir a DOS AMOS, A DIOS Y EL DINERO” “En CRISTO fueron
    hechos hombres libres, que nadie les ponga cadenas
    Asi, hasta el infinito, siempre llamando a la HERMANDAD.
    No deseo verme incomoda, ni deseo lastimar a nadie
    Son todos ustedes muy bellos y he aprendido mucho.
    Un beso

  11. esta bueno lo que cuentas, me parece que yo tambien he estado por ahi.
    ah. ahora recuerdo, tu eras el que estaba un poco escondido en la sinagoga, tenias esaa graciosa bufanda de lana a pesar del tragico calor del medio oriente , que se hacia pasar desapercibido por el fuerte olor a moniaco del orine de los camellos o tal vez del sopor de tus calcetines………
    saludos, te juro que no esta nada MALO LO QUE ESCRIBES.
    CCCOOONNNTTTIIINNNUUUAAA……………………


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: