Que la sigan chupando….

Que la sigan chupando

Me resulta bien difícil hablarte,

Porque aunque tuvieras razones para reaccionar así, debiste guardar altura,

Pero ya estamos en el berenjenal,

Te fuiste al carajo,

Pero que la sigan chupando,

Nunca me es fácil hablarte, pues te debo las dos cosas más maravillosas,

Pero algunas cosas, démoslas por cierta,

Te fuiste al carajo,

Pero que la sigan chupando,

Nunca me es fácil hablarte, pues te debo las dos cosas más maravillosas, Pero algunas cosas, démoslas por cierta, Tu equipo deambula por la cancha, demasiado asustado, Ya sea porque no le sabés indicar, ya sea de los nervios de tenerte delante, ya sea porque no les das la confianza necesaria, ya sea porque se cuidan porque el anhelo es jugar el Mundial, y no se quieren romper, como suele pasar en estos casos, Ya sea por lo que fuera,

Allá quedan, detrás, los que te piden que seas impoluto y, apenas, una foto de tus mejores tiempos como futbolista, cuando la vida es movimiento y crisis,

Los que piden que comentes sobre la vida argentina como lo hacían Borges y Cortázar, pero se olvidan que Borges saludó a Videla, en una de sus tantas equivocaciones razonables de la vida de un hombre ajeno, a veces, a la realidad que lo rodeaba,

Los que exigen que calles tus opiniones pues siempre le erras, siempre desbarrancas, siempre acomodaticio a las situaciones de turno, Si De Vicenzo, un señor de aquellos, excelente jugador de golf, le enseñaba al innombrable de los ’90 su deporte, prestándose a esos circunloquios del poder que se burlaba de las desgracias de la gentes haciendo canchas y fiestas en la residencia de Olivos, y al cual no se le conoce actividades recreativas concernientes a ayudar solidariamente a los que menos tienen, está bien, es en la línea quel deporte oligarca representa,

Pero a vos no te van a perdonar vestir la camiseta junto a él y salirlo a defender tantas pero tantas veces, Hay un análisis imposible de digerir para algunos tantos,

El triunfo de un villero que no se ha formado en ninguna Universidad, El que dice cosas que algunos callamos, y el que expresa otras, que muchos detestamos,

El que se equivoca de maneras irreales,

Existe un culto hacia ciertos héroes inventado por el maravillosísimo Lord Byron que continuaría Oscar Wilde, El culto al anti-héroe, el pensamiento del romanticismo político, El anti-héroe romántico por antonomasia fue Napoleón, quien de la nada llegó a lo alto, incomprendido, genial y soberbio cuando los tiempos lo exigían, Desde lo alto, y la altanería de creerse un dios que armaba y desarmaba a pueblos enteros, la debacle, la sucesión de hechos bochornosos, la búsqueda imperiosa de la autodestrucción, y la caída final, Es necesario, para cumplir su meta, quel héroe romántico acabe sus días miserablemente, aunque siempre quiera volver, cada vez con menos margen de maniobra, a ser quien fue,

He ahí, entonces, tú, El héroe del romanticismo, el ídolo de la juventud, el cavernícola para los pensantes, el rebelde para el poder, el trancero de los años mozos,

Contigo, es dios o castigo,

No hay términos grises, ni tampoco los pides,

Te han atacado buscando vulnerar tu hombría, llegando a decir que porque sos o tuviste una vida libertina y que te llevó a las drogas, y… Y eso no se hace, tu error, acaso, haya sido darles dimensión a setecientos cuatro de copas que tiene el país,

Pero en tu grosería soez, no dejo de esbozar una sonrisa, A veces se te escapan condiciones entendibles,

El buscar en el enemigo, en el adversario, la simulación de los errores personales, Eso es algo inventado por el fascismo, y ha pegado en todos los seres humanos del mundo, sin distinción, es “el famoso enano fascista” que todos llevan dentro,

El “adversario” no te lo perdona, La sociedad de imbéciles cantando que tenemos, tampoco

Han hecho de ti, la síntesis de la nacionalidad, y del análisis de tu obra, una justicia propia, porque lo que disculpan en otro, en ti es calvario y gólgota, Nos lavamos las manos mientras te declarábamos dios, y te crucificamos con la misma tónica, con la que te aplaudíamos, En

Maradona, se resume, hablándote en tercera persona, como te gusta, mucho de lo malo y bueno que somos como pueblo, Yo, sinceramente, tengo dos arbolitos que me impiden ver el bosque, Cuando mi viejo se moría allá por el 1995, justo sucedió uno de tus tantos regresos románticos para volver a ser el que fuiste, Esa tarde-noche en que se me iba, yo volvía de la casa de una amistad, cuando mi abuelo, su viejo, mi segundo padre, me presentó su cuerpo inerte en la cama donde solíamos verte maniobrar de modos sobrehumanos, una sonrisa flotaba a flor de piel, Debo decir, que hasta ese momento, era el día más feliz de mi vida,

En un campeonato del equipo de mi vida, perdimos una final impensada contra una criaturas, y por 4 a 2, A la tarde fuimos con mi viejo y mi abuelo a ver Central Córdoba, el gran club de los barrios rosarinos, Ahí estaba mi viejo, con su radio a pilas y auricular en su oído (del otro era sordo) escuchando a Víctor Hugo esperando por usted y su salida, En un momento, me pone el auricular en mi oído, y aparece Charly García llegando al estadio para verle usted, Central Córdoba jugó un partidazo, y empató 3 a 3,

A la salida de la cancha me detuvo un barra-brava borrachín (si de borrachines habláramos, Diego, usted y yo) me señaló la estampa de mi remera, Estaban usted y Caniggia, sonrientes para la ocasión, Luego me fui dejando atrás a ese hombre maravilloso y bohemio que fue mi viejo, un romántico como de los de su calaña, acaso como yo, Me hice de la idea, nunca desmentida, que aquella sonrisa narrada, tenía un dueño, y era Usted,

Después de eso, poco me importa, Pues tengo esa conciencia tranquila de saber que mi viejo se murió sonriendo gracias a usted, y lo demás importa poco,

Pero todavía usted se empeñará en darme una segunda de esas alegrías que solo usted le puede dar a la gente, Cuando mi abuelo se recuperaba a los tumbos de la muerte de su hijo, allá por el 1997, usted sucedió uno de sus tantos regresos románticos para volver a ser el que fue, Mi abuelo había sufrido un ataque que le había impedido hablar, caminar, y todo lo que uno aprende de niño,

Su vida, a los casi setenta años, era volver a iniciar, “reset”, y arranque, Mi abuela sufría, y buscando ayudarlo, le dijo, “si te traigo a la Pradón, a que te baile en la mesa, seguro que volvés a hablar”, pero él apenas esbozó una sonrisa y besó a su mujer con un gesto de amor inolvidable,

Jugaban por la tele, Boca y Vélez, el Vélez de Chilavert, Mi abuelo observaba todo entendiendo pero sin poder comentarlo, Hasta que dos jugadas de gol que lo tuvieron a usted de actor principal y a Chilavert de salvador milagroso, hicieron estallar la voz del hombre, “Carajo, puta, gol(¿),” y frases del tenor de una tribuna futbolística, El fútbol, encarnado en su persona maravillosa, le ayudó a hablar a ese hombre insensato que prefería verlo a usted que a la Pradón en bolas (se la hubiéramos conseguido)

Si de alegrías profundas se habla, usted me dio las mejores, Darles alegría y vida, a las dos personas que más quise en mi vida, Lo demás, importa poco,

Como dijera usted a mil pulsaciones, como digo yo con la calma de whisky a mi lado,

Que la sigan chupando, la tienen bien adentro

Anuncios

The URI to TrackBack this entry is: https://saintterriens.wordpress.com/2009/10/20/que-la-sigan-chupando/trackback/

RSS feed for comments on this post.

3 comentariosDeja un comentario

  1. […] Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya Que la sigan chupando Me resulta bien difícil hablarte, Porque aunque tuvieras razones para reaccionar así, debiste guardar altura, Pero ya estamos en el berenjenal, Te fuiste al carajo, Pero que la sigan chupando,< Que la sigan chupando Me resulta b .. […]

  2. Qué grosero eres.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: