CHARLES BUKOWSKY

El genial y complicado nihilista Bukowski narra en Peleando a la contra, en estilo de poesía (de modo irónico), su encuentro con el poeta Philip Lamantia. Los unía una difícil relación de mutua admiración pero también, y por sobre todo,  de envidia y cierto resentimiento de Bukowski hacia el poeta por su orientación sexual. Borracho uno y horrorizado el otro (por la brutalidad del primero), de la siguiente manera sucedió el encuentro.

Encuentro con el famoso poeta

Autor:Charles Bukowski

aquel poeta había sido famoso
y después de unas décadas de
oscuridad
tuve suerte
y aquel poeta pareció
interesarse
y me pidió que fuera a su
apartamento en la playa.
él era homosexual y yo
heterosexual, y lo que es peor,
joven y lozano.
Llegué, eché una
mirada y
declamé (Cómo si no lo
supiera), ‘Hey! Dónde
cojones están las
tías?’
él simplemente sonrió y se tocó
su mostacho.
Tenía pequeñas lechugas y
delicados quesos y
otras exquisiteces
en la nevera.
‘Dónde guardas la jodida
cerveza, tío?’ Le
pregunté.
no importaba, yo había
traído mis propias
botellas y empecé
con ellas.
Comenzó a parecer
alarmado: ‘He oído sobre
tu brutalidad, por favor desiste de
ella!’
me apalanqué en su
cama, eructé: ‘ah, mierda nena, no voy
a hacerte daño! ha, ha,
ha!’
‘eres un excelente escritor,’ dijo
él, ‘pero como persona eres
extremadamente
despreciable’
‘eso es lo que más me gusta de
mí, nena!’
continué sirviéndome
bebida
en seguida
pareció desvanecerse tras
unas puertas correderas
de madera.
‘eh nena, sal de
ahí! no te voy a hacer nada
malo! podemos sentarnos y
hablar sobre esa estúpida mierda
literaria toda la
noche! no te
embruteceré,
mierda, lo
prometo!’
‘no te creo!,’
dijo una
vocecita
bien, no podía hacer nada
sino
seguir bebiendo, estaba
demasiado borracho para conducir
a casa.

cuando me desperté por la
mañana, él estaba de pie inclinado sobre

sonriendo.
‘uh,’ dije,
‘hola…’
‘decías en serio lo que me
dijiste la pasada noche? pregunto
él.
‘ah, el
qué?’
‘abrí las puertas y me estuve
ahí de pie y tú me viste
y dijiste que
parecía que yo estuviera surcando
el mar en la proa de un gran
barco… dijiste que
parecía un
escandinavo! es
cierto?’
‘oh, sí, sí, lo
parecías…’
me preparó té caliente
con tostadas
y me lo
zampé.
‘bien,’ dije, ha
sido estupendo
conocerte…’
‘estoy seguro,’ contestó
él.
la puerta se cerró detrás
mío
y encontré el ascensor
para bajar
y
después de vagabundear un poco por
la playa,
encontré mi coche,
subí, y me fui
en lo que parecían ser
términos agradables
entre el famoso poeta y
yo
pero
no era
así:
él empezó a escribir material
increíblemente odioso
sobre

y yo
dirigí mis disparos hacia
él.
todo el asunto
fue más o menos
como
la mayoría de encuentros de otros
escritores
y
de todos modos
esa parte sobre que
le llamé
escandinavo
no era cierta en
absoluto: Le llamé
vikingo
y tampoco
es cierto
que sin su
ayuda
yo nunca hubiera
aparecido en la
Penguin Collection of
Modern Poets
junto a él,
y quien
era?
ah, sí:
Lamantia.

Anuncios
Published in: on 28 abril 2010 at 10:57 pm  Dejar un comentario  
Tags: , , , , ,

The URI to TrackBack this entry is: https://saintterriens.wordpress.com/2010/04/28/charles-bukowsky/trackback/

RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: