Cuarenta años de ALI-BONAVENA

Fue la gran pelea del boxeo argentino. Más que aquella Dempsey Firpo de la década del ’20. Tuvo casi 70 puntos de rating en épocas de pocos televisores. Ni Argentina vs Italia del Mundial ’90 alcanzaron esa cifra.
afiche de la pelea
Oscar ‘Ringo’ Bonavena, del barrio de ‘La Quema’ en Parque Patricios en Buenos Aires, radical por gorila (genio!) fue uno de los ídolos más importantes del deporte del guante y el ring.
Ernesto Chesquis Bialo lo acompañó a Caracas, Venezuela, para ver la pelea por el título mundial entre Georges Foreman con Norton. En esa pelea estaba Muhamad Alí, esperando su oportunidad como retador con el vencedor de la contienda. El más grande boxeador de la historia volvía a los rines luego de no querer pelear en Vietnam y esperaba su chance con su nombre verdadero (no Cassius Marcelus Clay) Ringo lo fue a prepotear. En un insulso inglés le decía, ‘Chekin’ (por gallina) ‘Shit Man’ (por negro de mi…) y ‘Clay, Clay’. Alí enfadado, lo retó a duelo, Es decir a pelear.
Fue en el Madison Square Garden el 7 de diciembre de 1970. Duelo de estilo. Volaba como mariposa y pegaba como avispa el ‘Negro’, contra el coraje criollo.
Se enojó tanto el charlatán que era Alí en la conferencia previa, que le dijo a Bonavena, ‘te tiro en el noveno asalto’, argentino. Y por primera vez quedó callado ante tanto insulto porteño, dejando el lugar muy ofuscado.
cae Alí

Nunca Alí había caído ni le habían contado.
La pelea fue entre el coraje de Ringo yendo para adelante mientras Alí esperaba su oportunidad. Pero en el noveno asalto, cayó Alí, y los corazones colapsaron. La noticia sorprendió al mundo entero. Nunca había caído el más grande.
El referí le contó y le dio el descanso para recuperarse. Al sonar la campana, la gran oportunidad del argentino se disipó para siempre.
En el último asalto, y con las tarjetas en contra, Ringo salió a buscar la heroica. Del rincón le ordenaron alejarse y perder, para tener la revancha y hacer plata. Pero él lo fue a buscar. Se comió una ‘ñapi’ y quedó groggy. Le contaron tres veces y en las dos primeras Alí estaba a su lado sin dejarlo levantar cuando corresponde que se fuera a su rincón. Fue el fin. La más dolorosa derrota del boxeo argentino.
Los dos terminaron muy mal. Alí con un parkinson sin poder hablar cuando era el gran orador, una figura cultural en la máxima extensión de la palabra.
Ringo, asesinado por un matón de cuarta a la salida de un garito, porque se acostaba con la vieja esposa de un mafioso de segunda. A lo guapo, A lo corajudo.

 

 

 

Anuncios
Published in: on 25 marzo 2011 at 8:50 am  Comments (2)  
Tags: , , ,